Baplarós:
Depurativo y protector

El Baplaros R es una formulación elaborada con técnicas homeopáticas, en base a extractos de tres hierbas de amplio efecto desintoxicante, digestivo y antitumoral: carqueja, llantén y romero.

Frente al colapso tóxico y al ensuciamiento crónico, es importante utilizar todas las herramientas posibles para llevar adelante la estrategia de limpieza del terreno, sea por medio de preparados vegetales como a través de reposos digestivos ó ayunos. El Baplaros R complementa perfectamente la acción depurativa del Tónico Herbario y potencia su efecto.

Del Baplaros R se pueden tomar diez gotas, preferentemente administradas bajo la lengua, hasta tres veces por día, no existiendo contraindicaciones para su empleo. A continuación veremos las propiedades individuales de cada hierba, teniendo en cuenta que por sinergismo, las mismas se potencian a través de esta combinación. Es el caso de la propiedad antitumoral, que surge como consecuencia del efecto combinado del preparado.

Carqueja (Baccharis crispa): Siendo excelente estimulante de las funciones hepáticas, biliares y digestivas, es aconsejada para: congestiones e inflamaciones de hígado y vesícula, ictericia, cirrosis, litiasis, cólicos hepáticos, cálculos, dispepsias y problemas digestivos de toda índole. Resulta depurativa y desintoxicante (reumatismo, gota, etc). Se usa como sudorífica, en afecciones asmáticas y como antiparasitario intestinal. Tiene actividad hipoglucemiante, siendo útil para los diabéticos. Es coadyuvante en el tratamiento de afecciones genito-urinarias. Es afrodisíaca para ambos sexos.

Llantén (Plantago major): Conocida también como Sietevenas, resulta una planta de amplio espectro. Es emoliente, expectorante, antitusígena, cicatrizante, hemostática, antiinflamatoria, antiséptica y reductora del colesterol. Útil en bronquitis, catarro bronquial, asma, tuberculosis pulmonar, neumonía, colitis, diarrea, estreñimiento crónico, inflamación de riñones y vejiga, colesterol, úlceras (asociar con ruda) y hemorroides. Enjuagues bucales y gárgaras se emplean en inflamaciones bucales, de encías, faringe, amígdalas y laringe. Externamente se emplea para afecciones oculares, úlceras varicosas, heridas, quemaduras y picaduras de insectos.

Romero (Rosmarinus officinalis): Tiene gran cantidad de aplicaciones y propiedades, terapéuticas y condimentarias. Estimula el sistema nervioso pero es sedante, calmando palpitaciones y vértigo. Es útil en casos de hipotensión, desórdenes circulatorios y menstruales, debilidad física, digestión difícil, flatulencia (gases), espasmos, problemas hepáticos y biliares, nivel elevado de colesterol, afecciones de las vías respiratorias, dolores reumáticos y migrañas. En cocina se lo utiliza como condimento por su aroma y sabor, y en conservas por sus propiedades antisépticas y antioxidantes.

Extraído del libro “Cuerpo Saludable